Oferta bienvenida: 10 min = 7 €

Todo sobre los amuletos

En el sentido corriente se entiende como amuleto a cualquier cosa que
propicia el bien como medida preventiva contra el mal, el daño, la enfermedad,
la brujería etc. … Se entiende por "Amuleto" o "Talismán" –en la forma más
genérica– el adorno formado por cuentas que encierran en su interior una fuente
de protección para apaciguar a los espíritus o que se le supone dotado de un
poder sobrenatural.

Los amuletos son, en gran medida, similares a los fetiches. Son objetos
místicos, con la diferencia de que mientras que el espíritu vinculado a un
fetiche sigue atado a él por un tiempo indefinido, los espíritus atados a los
amuletos son liberados en el propio momento en que el amuleto es empleado.
Debido a ello, es mucho más sencillo crear un amuleto que no un fetiche; incluso
el proceso para crearlos es diferente, y se han de emplear ritos distintos.

Al amuleto se le atribuye el poder de apartar los males, los sortilegios,
pestes, enfermedades, desastres o contrarrestar los malos deseos proyectados a
través de la mirada de otras personas.

Existe una diferencia fundamental entre la palabra amuleto y talismán. Si bien
es cierto que hay amuletos para atraer la buena suerte como talismanes para
precaverse de desgracias, los primeros cumplen la función antes citada de
proteger y los segundos de canalizar energías portentosas para el propietario. A
menudo suelen confundirse los amuletos con los talismanes, pero no es lo mismo.
Como ya hemos explicado, los talismanes dan muy buena suerte, a la vez que
protegen a quien los lleva; mientras que los amuletos, además de proteger,
ayudan a conseguir algo concreto. Pero también puedes distinguirlos por la
forma: si son objetos que siempre se ha pensado que dan buena suerte, son
talismanes. Si, por el contrario, son objetos sencillos que no tienen magia
hasta que tú los llenas de ella de alguna manera, son amuletos.

La función que cumple el amuleto es la de preservar de daños o enfermedades,
mientras que la palabra talismán que, según algunos autores parece derivar del
árabe, tilism, tiene la propiedad de atraer la buena suerte y lograr hechos
prodigiosos en la vida quien los porta. Los talismanes son de época posterior a
los amuletos, ya que el ser humano, fue perfeccionando su comunicación entre si
como también adquirían do mayor conocimiento de las fuerzas naturales.

Por lo tanto los talismanes fueron confeccionados teniendo en cuenta la
influencia de los astros, las horas, los días, las deidades, los nombres, etc.,
así como también los materiales, que debían ser de naturaleza noble como por
ejemplo el oro o la plata.

Amuleto para la suerte en los negocios

Ingredientes:
Una cabeza de ajo, un trozo de tela blanca nueva para hacer una bolsita y
siete ramas de perejil.

Modo de preparar:
Hacer la bolsita blanca e incluirle las siete ramitas de perejil y la cabeza de
ajo pelado. Debe ser bendecido con agua bendita mientras se reza un Padre
Nuestros y un Ave María, y se pide: "Gracias por liberarme de toda la envidia y
mal. Gracias por contribuir a mis realizaciones y deseos personales; con la
fuerza de esta agua bendita y éste amuleto que preparo. Me protegerás como a un
hijo de todo mal, proporcionandome bienestar, salud y prosperidad".

La Profesora Naina
www.leotarot.com/profesional/naina-astrologa.html
Tel: +34.93.170.27.63

Recibe nuestra información personalizada sobre tu futuro

Fecha de Nacimiento

astrología

Copyright © 2017-2019 legal.leotarot.com - todos los derechos reservados

Aviso legal y política de privacidad