Oferta bienvenida: 10 min = 7 €

Grafología y compatibilidad de caracteres

 

“La mano, expresa en sus movimientos, la realidad de lo que pensamos y
sentimos en un lenguaje no verbal”
Ch. Wolf.

Según la Real Academia Española, “incompatibilidad”, es la oposición entre el
carácter de dos o más personas, que dificulta la convivencia.

La grafología es utilizada también en el campo de las relaciones humanas, porque
nos permite conocer a las personas en profundidad.

Gracias al diagnóstico grafológico es posible evaluar la compatibilidad de
caracteres de dos o mas personas, analizando por separado, la escritura de cada
una.

Pero este análisis grafológico de compatibilidad no sólo se reduce a la relación
entre el hombre y la mujer, sino que comprende también la de padres e hijos,
hermanos, amigos, y la que se da entre los miembros de un equipo de trabajo, ya
sea en la misma escala jerárquica, o entre miembros de distintos escalafones.

La no compatibilidad, puede darse por diferentes motivos, que traen como
consecuencia la falta de entendimiento, y con esto, las dificultades propias en
la comunicación.

En el caso de las parejas, o de padres e hijos, el no compatibilizar,
posiblemente tenga que ver con las diferencias de carácter o de temperamento y
esto puede terminar por desgastar o afectar los sentimientos.

Por ejemplo, en una relación de pareja en la que no se ha logrado una adecuada
armonía, la observación, comparación y dictamen de los grafismos de cada uno,
puede marcar cuándo, dónde y porqué existe dicha desavenencia.

En cuanto a lo laboral, la relación que se establece entre un jefe y un
subordinado no deja de parecerse a una relación formal de pareja, por lo que
puede llegar a hacerse insostenible la convivencia y por ende la realización de
las tareas se va a ver afectada.

Es muy importante que se constituya una afinidad de caracteres, para que la
organización y ejecución laboral en forma conjunta, fluya debidamente.

Al conocer el entorno, podemos anular o interrumpir el impacto de posibles
conflictos. El estudio de cada rasgo de la letra nos va a dar la posibilidad,
entre otras cosas, de detectar quién es el líder en la relación, el grado de
extraversión o introversión de cada componente, la capacidad de adaptación a los
cambios y descubrir determinadas pautas de conducta que pueden estar
enmascaradas.

Es indudable que para que haya un sometedor tiene que haber alguien que se deje
someter, y para que exista un agresor tiene que haber otro que, por miedo, se
deje agredir.

El análisis grafológico muestra cada situación en particular, y por lo tanto
puede ayudar a conocer y comprender a quien tenemos al lado (pareja, hijo, jefe,
empleado, etc.), para poder lograr el mayor y mejor entendimiento, y con esto
alcanzar un grado de convivencia adecuado y sin conflictos.

Por Adriana B. Fernández y Cristina Álvarez

La Profesora Naina
www.leotarot.com/profesional/naina-astrologa.html
Tel: +34.93.170.27.63

Copyright © 2017 ESTFSARL.com - todos los derechos reservados

Aviso legal y política de privacidad