Oferta bienvenida: 10 min = 7 €

Los colores, el aura y los areori

 

Para la comunidad areori en todo ser vivo se manifiesta la presencia de
Taarona (el gran espíritu primigenio), a través de los colores reflejados en su
aura o campo magnético, tal vez debido al contacto con un ambiente tan lleno de
luz y color como lo es su hábitat en las islas polinesias, es que ellos han
valorado la influencia del color y como se refleja en los estados anímicos del
ser humano, los areori incluso, con frecuencia entonan el siguiente canto
ritual:

“Oh Arco iris, puente del sol
Gotas de lluvia,
Rayos de Raa,
De tu bóveda manan los colores puros
El hermoso rojo del esfuerzo y coraje
El azul pálido de la canción y la danza
El suave verde de afinidad y esperanza
El amarillo claro de la sabiduría…
¡colores! Esencia pura de todo cuanto existe
Porque Raa, que es alba luz deslumbrante,
Es causa de todas las cosas
Oh Arcoiris, puente que unes.
Brillante bóveda de Taarona
Tu eres el reflejo del espíritu creador”.

Entre los areori existen iniciados que pueden visualizar la verdadera naturaleza
de cada ser que se revela a través del reflejo emitido en por la luz que varia
en su forma de acuerdo a los sentimientos y pensamientos.

El iniciado areori penetra en los misterios de Anuanua (el arcoiris), que en
ocasiones se presenta con la Hitia (salida del sol) y cuando Marama (la luz) es
clara y se tiene la suficiente Nave-nave (armonía interna) se pueden visualizar
en los seres vivos, desde el aura (rojo) hasta el Mahimahi (dorado), teniendo
estos colores áuricos, la siguiente interpretación.

Cuando el aura se presenta con sombras denota inclinación por la oscuridad y
superioridad, mientras los colores claros se encuentran mas cercanos a la fuente
universal de luz, rumbo hacia donde se mueven todos los organismos vivos, el
miedo opaca el aura, tomando esta un tinte café como el del lodo, la impaciencia
hace aparecer una especie de salpicaduras rojas como la sangre, el egoísmo es
azul oscuro tirando a gris, mientras que el azul oscuro puro lo da la
deshonestidad y la voracidad, el verde también oscuro es propio de la envidia y
el gris sucio, la hipocresía.

El azul pálido o de tono pastel es el que predomina en los artistas sensibles,
el amarillo brillante distingue a la sabiduría y la sanación, el color de rosa
impregna el aura de los seres alegres y armónicos, aumentando la energía
relación al tono, el verde tierno a su vez se refleja, en el aura de las
personas agradables y simpáticas, finalmente quien irradia una potente luz
blanca la purificación y suma todos los colores, es el ser que se encuentra en
la esfera o estado conocido como Hamama no tane , que significa lugar donde
están los que han sido llamados a ser dioses.

La Profesora Naina
www.leotarot.com/profesional/naina-astrologa.html
Tel: +34.93.170.27.63

Copyright © 2017 ESTFSARL.com - todos los derechos reservados

Aviso legal y política de privacidad