Oferta bienvenida: 10 min = 7 €

Compatibilidad Amorosa Aries

 

El hombre Aries con :

Aries: Su desbordante energía física, sinceridad e independencia aumentan su
confianza, otorgándole mayor autonomía. Aries posee poca tolerancia y con
frecuencia, se produce contraposición de personalidades. Por ser Aries sumamente
individualista, necesita que sus espacios y tiempos sean respetados. Será
posible un equilibrio cuando ambos tengan una misma meta, que les estimule a
trabajar juntos para conseguirla, de lo contrario, surgirá la disputa. El deseo
y la seducción es la clave de esta unión, en donde la pasión entre ambos es
impetuosa y ardiente. Les despreocupa la opinión de los demás, por ello
disfrutan vivir el aquí y ahora.

Tauro: Mientras Aries estimula la pareja con la pasión impetuosa, Tauro la
consolida, la afianza, reflexiona, se toma el tiempo necesario evitando los
fracasos. Estos contrastes favorecen una relación audaz y apasionada. Así Aries
halla la madurez y la confianza que necesita en Tauro, y a Tauro le atrae la
franqueza y el ímpetu de Aries. Si bien al nativo de Aries le fastidia la rutina
y le enardecen las aventuras, le atraen los momentos de introspección y
reflexión profunda del Taurino, que lo conectan con la sabiduría interior
estableciendo así el justo equilibrio entre ambos. La fuerza de voluntad y el
espíritu competitivo de Tauro lo lleva al éxito y a la prosperidad. Tauro le
dará la libertad de hacer lo que quiere, actitud que estimula a Aries.

Géminis: Esta pareja vive intensamente cada momento, la imaginación y la
creatividad la fortalecen. Géminis se acomoda sencillamente al perfil estricto
de Aries, entre tanto Aries supone a su pareja el sol que ilumina su vida. Poco
les inquieta el futuro, están en permanente improvisación lo que provoca
inestabilidad en los verdaderos compromisos. Géminis es sumamente comunicativo
lo que favorece la relación; se adapta a distintas situaciones, actitud que le
brinda seguridad a Aries. También Géminis no permite que el misterio se pierda y
la atracción desaparezca por eso siempre está sorprendiendo a Aries con sus
brillantes iniciativas. Logran una pareja armónica pues aunque Aries es
orgulloso e impulsivo, Géminis es tolerante, respetuoso y sabe escuchar abriendo
siempre una puerta hacia el diálogo.

Cáncer: El individuo de Cáncer es afectivo, cálido y apasionado. Está colmado de
fantasía y romanticismo. Es hogareño, para el la familia está por sobre todas
las cosas, vive atenta a las necesidades del hogar. Necesita un clima cálido
para sentirse contenido, apuesta siempre a las mediaciones diplomáticas, a las
conversaciones serenas, por eso le enoja el arrebato de Aries. En contraste, al
ingenioso e impulsivo Aries no le simpatiza la responsabilidad del hogar y la
familia. Es ansioso, impaciente, individualista, necesita tener tiempo y espacio
propios. Pero el magnetismo entre ellos logra que la pareja encuentre el camino
hacia la armonía con la paciencia, atención y toda la tolerancia de Cáncer, que
consiente al que cree ser el líder.

Leo: Aries toma medidas que son aprobadas por Leo, estableciendo así una unión
fraterna. Pero deben tener prudencia mutua para no agraviar la vanidad del otro
ya que cualquier acontecimiento intrascendente puede ocasionar verdaderos
combates por el poder. Son una pareja resplandeciente gracias a la pasión y la
energía que manifiestan ambos signos. Triunfa la creatividad y la improvisación
pues ellos sienten que el amor es una cuestión de ternura, pasión y sumisión. El
equilibrio perfecto lo logran gracias al rendimiento de Aries ante el espíritu
aventurero, orgulloso, ambicioso, exigente y omnipotente de Leo, quien tiene
bien delimitados sus objetivos y gobierna su hogar con seguridad y serenidad.

Virgo: Auténticos antagonistas: Virgo encarna la mística pureza del alma, con él
se emprende un viaje hacia la madurez, sabio consejero, trabajador, detallista,
un compañero fiel y un organizador nato, sumamente crítico y franco.
Contrariamente Aries desconoce todo lo concerniente a la responsabilidad y al
compromiso, posee energía vital, es impulsivo e individualista. No le preocupa
el futuro, disfruta del presente, esto disgusta a Virgo quien es muy previsor.
La seducción reinante entre ellos construye una relación apasionada, todo un
reto para la pareja, pues si bien a Virgo le cuesta mostrar sus sentimientos, al
enamorarse se entrega sin tapujos y esto es lo que seduce a Aries.

Libra: Entre estos dos seres existe una afinidad y un magnetismo Natural. Libra
contiene la furia de Aries, anula su egolatría e independencia, calma la energía
y el temperamento que éste posee. Particularmente el nativo de libra es
tolerante, diplomático, respetuoso y justo con las leyes de convivencia, por eso
llevará a Aries hasta el matrimonio. Libra es romántico y idealista, no le
agrada ser interrumpido e invadido. Pero le cuesta tomar decisiones
especialmente si debe perder algo o enfrentarse a algún un conflicto. Seduce a
Aries con su elegancia, su tranquilidad y su sensualidad. Excelente
compatibilidad de esta pareja, logran armonía y equilibrio buscado.

Escorpio: Escorpio tiene una personalidad magnética y sugestiva, es sensual y
erótica, es estratega e investigador y resiste las más fuertes agresiones.
Despierta un amor pasional o una antipatía total. Le fascinan los grandes
desafíos. Concentra sus energías en alcanzar sus objetivos. La unión entre estos
dos signos es ferviente, apasionada y hasta tempestuosa. El perfil posesivo de
Escorpio no tolerará la más mínima infidelidad, aunque Aries se rinde por
completo ante la sensualidad de Escorpio. Ambos son orgullosos, enérgicos y
pasionales, con un fuerte temperamento. Existe entre ellos una batalla intensa
en busca del control de la relación que ocasiona grandes desafíos para ambos,
pero con el triunfo de los sentimientos por sobre todas las cosas.

Sagitario: Estos dos signos poseen ideales semejantes que son ambiciosos y
aventureros. La franqueza de Sagitario ubica a Aries en su territorio. Sagitario
posee confianza en la vida y en los demás, esto le otorga satisfacción y
entusiasmo que expresa con abrazos, caricias, besos, risas y muchos otros
gestos. Es optimista, pretende arreglar los problemas de todos. Es divertido y
contagia su alegría. Lo que agrada a Aries es que Sagitario sabe disfrutar de
los placeres de la vida, es entusiasta, generoso simpático, le gusta viajar y
vivir variadas experiencias. Por eso entre ambos existe una fluida comunicación,
lo que inhibe los posibles daños ocasionados por algún problema. Estos dos
sujetos tienen que gastar energía y disfrutan del amor mutuo y la seducción. No
existen inconvenientes en esta unión siempre que acepten que el otro no se
doblegará.

Capricornio: Un rebelde apasionado y un estratega con inteligencia práctica.
Dialogan en dialectos diferentes: uno es un idealista mientras que el otro es un
realista. Cuando se fortifica la audacia de Aries con el espíritu constructivo
de Capricornio, consiguen grandes beneficios. La impulsividad de Aries cautiva a
Capricornio, pues le cuesta expresar sus sentimientos. Le da pánico equivocarse,
por eso se transforma en un obsesivo perfeccionista. Se hace más fuerte en la
adversidad. Al nativo de Aries le agrada que Capricornio se rija por su instinto
libre, además el encuentra soluciones adecuadas a los problemas que surgen a
diario. Bajo estos signos surgen uniones estables, apasionadas y equilibradas.

Acuario: Dos personas prudentes, discretas, que sinceramente se entienden y
comparten un objetivo común, siempre que respeten su libertad mutuamente.
Acuario es inmune al dominante Aries. Lo que frustra a este apasionado ser es la
indiferencia de su pareja. Acuario es pudoroso, inocente y un poco tímido, esto
enciende la pasión en Aries. El nativo de Acuario está siempre atento a la
necesidad del otro, pero le gustan las complicaciones, sabe reconocer sus
errores y procura aprender de ellos para no repetirlos. Envuelve a Aries con su
tolerancia y permite su autonomía ya que es comprensivo y sabe escuchar. Acuario
crece gracias a la relación fervorosa con Aries, la unión que construyan será
resistente, fresca y provechosa.

Piscis: La compatibilidad entre ellos es buena. El casi solitario Piscis puede
estimular los instintos autoritarios de Aries. Piscis se somete al dominio de
Aries ya que se halla abstraído en el universo interior. Siempre espera que el
otro tome la iniciativa, que actúe primero, es romántico, fantasioso, místico,
soñador, comprensivo y abnegado. Le encanta el amor compasivo y la entrega
incondicional, para el no existen fronteras emocionales. La fortaleza y energía
de Aries le suministra la seguridad necesaria. Atiende y escucha a las
necesidades del otro. Afortunadamente Aries es de tomar la iniciativa, de actuar
primero, le da el impulso y fortaleza a Piscis. La pareja funcionará si Aries se
entrega a su compañero sinceramente. De lo contrario, luego de un tiempo, Piscis
se alejará sin contemplación.

La mujer Aries con :

Aries: Su desbordante energía física, sinceridad e independencia aumentan su
confianza, otorgándole mayor autonomía. Aries posee poca tolerancia y con
frecuencia, se produce contraposición de personalidades. Por ser Aries sumamente
individualista, necesita que sus espacios y tiempos sean respetados. Será
posible un equilibrio cuando ambos tengan una misma meta, que les estimule a
trabajar juntos para conseguirla, de lo contrario, surgirá la disputa. El deseo
y la seducción es la clave de esta unión, en donde la pasión entre ambos es
impetuosa y ardiente. Les despreocupa la opinión de los demás, por ello
disfrutan vivir el aquí y ahora.

Tauro: Uno estimula a la pareja, mientras el otro la afianza. Aries es
autoritario e individualista, apasionado, creativo, enérgico, se involucra con
entusiasmo, en tanto que Tauro es conservador, perseverante, seguro y hogareño,
reflexiona detenidamente y hace prosperar a la pareja con lentitud. Tauro odia
los conflictos emocionales, necesita de tranquilidad y comodidad que le permitan
disfrutar de la organización de la rutina, por esto a veces se vuelve aburrido.
Íntimamente, estas discrepancias favorecen a una relación audaz y apasionada.
Tauro halla la madurez y la seguridad que necesita en Aries, en tanto a Aries le
deslumbra la naturalidad y el ímpetu de Tauro. Siempre que a Aries no le
fastidie la rutina periódica de su pareja o se le despierten los celos.

Géminis: Ambos signos están provistos de humor y confianza, entusiasmo y
diversión, lo que los hace compañeros y cómplices inseparables. Su universo es
una celebración constante, exaltada por brillos de imaginación y amistad con
otras personas. Géminis reacciona con rapidez a los cambios que se producen en
su entorno y, por lo tanto, no tiene dificultad de adaptarse e integrarse a
circunstancias nuevas. Su personalidad es variable, son inestables e indecisos,
activos, innovadores, ingeniosos, comunicativos, soñadores, críticos. Huyen de
la rutina, necesita que su pareja cambie cada día. Le gusta rodearse de
personas, es sociable, se acomoda sencillamente al exigente Aries. Mientras que
Aries piensa a su pareja como una brisa fresca. Aries es enérgicos, impulsivos,
apasionados. Suele tener altibajos en su carácter, a veces es alegre y otras
parece deprimido. La sexualidad es primordial en la pareja; altamente ardiente,
y no tolera el engaño, prefieren la verdad. Le gusta la justicia, el equilibro.
La pareja vive el momento, le despreocupa el futuro, existe una invención
incesante.

Cáncer: La correspondencia entre estos dos signos resulta difícil para que el
amor pueda desarrollarse, a pesar de esto, esta pareja consigue bienes
financieros muy productivos. Esta pareja está en una persistente competencia y
disputa ya que ambos son temperamentales, impulsivos y apasionados. Uno idolatra
a la familia, mientras el otro siente que lo priva de libertades y de
compromisos. Al nativo de Aries le disgusta estar encadenado al hogar
contrariamente a Cáncer quien piensa que el nido es el centro de su ser y
trabaja arduamente para lograr la tranquilidad y comodidad de su familia. Esta
pareja alcanzará un equilibrio si Cáncer manifiesta entereza, prudencia,
contención permitiéndole a Aries pensar que él siempre será quien toma las
grandes decisiones, esto prosperará si existe verdadero amor.

Leo: Relación muy inestable pero puede resultar en aspiraciones interesantes y
provocar el desarrollo personal de cada uno. Ambos deben evitar ofender el
orgullo del otro porque cualquier situación incómoda para alguno se transformará
en verdaderos combates por el dominio. Ambos signos son enérgicos y sus
personalidades son semejantes por eso los lazos que los unen son sólidos, además
existe una gran atracción física que fortalece aún más estos lazos. Ambos son
unos luchadores natos, pueden superar cualquier circunstancia por dura o triste
que sea. La impulsividad de Aries es calmada por el atento, tranquilo y prudente
Leo. El gran desafío de esta relación es mantener la serenidad y enfocar sus
energías en conquistar sus objetivos y disfrutar de las variadas cosas que les
brinda la vida.

Virgo: Contrariamente a lo que todos pueden suponer estos dos seres se
complementan muy bien a pesar de ser poseer personalidades totalmente opuestas.
En tanto Aries, vive el aquí y ahora, Virgo es totalmente conservador, previsor,
cauteloso, siempre preocupado por el bienestar económico y social. Virgo es
organizado, servicial, comunicativo, romántico y soñador. Es piadoso y estricto,
sabe trasmitir serenidad. Posee mucha paciencia y resiste los caprichos de su
compañero, es fiel por eso piensa muy bien antes de tomar decisiones o adquirir
compromisos. Por otro lado, Aries es impulsivo, autoritario, individualista,
apasionado, creativo, enérgico, se involucra con arrebato, no le agradan los
compromisos y le aflige estar encadenado al hogar. Podría parecer que todas
estas cualidades los alejan pero no es así, existe un magnetismo que los une,
una pasión desenfrenada que amortigua los defectos y resalta las virtudes que
cada uno posee.

Libra: Las personalidades opuestas de estos signos sufren una sorprendente
atracción que con el transcurso del tiempo, al ir profundizando la relación y
conociéndose se complica. El problema aparece cuando el apasionado Aries quiere
gobernar la relación, sabemos que Libra es un alma sentimental, delicado e
inteligente. Es muy sociable, comunicativo, tolerante, abierto, diplomático y
educado. Es apasionado y soñador. Usa una máscara agradable y condescendiente
para evitar la discordia, es todo un mediador. Mientras que Aries es autoritario
e individualista, necesita que sus espacios y tiempos sean respetados. Es
apasionado, creativo, enérgico. La relación prosperará si la manera de ser de
Libra calma el temperamento y el individualismo de Aries. Y si Aries se esfuerza
en ejercitar la comunicación serena y la expresión de su afecto hacia su
compañero.

Escorpio: A estos dos seres los une la pasión, logrando una compatibilidad muy
buena. Ambos aman intensamente, son cómplices y amigos. La sensualidad de
Escorpio cautiva a Aries. Particularmente Aries es impulsivo, autoritario,
individualista, apasionado, creativo, enérgico, se involucra con arrebato, no le
agradan los compromisos y le aflige estar encadenado al hogar. El posesivo
Escorpio no resiste la traición, es muy perceptivo e intuitivo, y usualmente
compite por tener el control de la relación. Ambos cooperan para lograr los
proyectos y metas que han planificado. Por momentos sus temperamentos los llevan
hacia una batalla campal, la cual luego de un corto tiempo se transforma en
mimos y arrumacos. Los celos de Escorpio pueden sofocar momentáneamente la
pasión es por ello que deberá aportar más confianza y tolerancia a su pareja.
Hallaran la armonía pues es fuerte el magnetismo sexual que existe entre ellos
que cualquier aspecto de la relación.

Sagitario: Estos Dos seres poseen cualidades similares así como también su
óptica sobre la vida coincide. Es una relación positiva, ambos son idealistas,
trabajan arduamente para convertir sus sueños en realidad. Poseen una gran
franqueza y confianza con su pareja. La base de esta relación es la comunicación
fluida que mantienen. Les encanta viajar y compartir aventuras. A este dúo le
agrada tener cierto grado de independencia, tiempo y espacio propio, que es
respetado por ambos. Tienen su momento de discusión pero jamás pasará a la
disputa. Son compañeros, cómplices, amigos y amantes. Una combinación casi
perfecta, el temperamento de Aries es calmado por la serenidad de Sagitario. La
sinceridad brusca de Sagitario es resistida por el comprensivo Aries. Juntos
hallan el camino del equilibrio y la armonía.

Capricornio: La compatibilidad de estos seres es bastante complicada, pero el
amor todo lo puede. El problema surge porque ambos son individualistas,
independientes y en ocasiones egocéntricos. Cuando deciden planificar o llevar
un proyecto adelante son capaces de trabajar arduamente juntos para lograrlo, y
con mayor esfuerzo si de dinero se trata. Particularmente Aries es muy
impulsivo, autoritario, individualista, apasionado, creativo, enérgico, se
involucra con arrebato, no le agradan los compromisos y le aflige estar
encadenado al hogar. Suele tener un carácter muy versátil, a veces es alegre y
otras parece deprimido. Es altamente ardiente, y no tolera el engaño, prefiere
la verdad. Por otro lado Capricornio es más obstinado y a veces un poco
caprichoso, aunque hay que reconocer que la enorme paciencia de Capricornio no
es igualada por ningún otro signo. Es ambicioso, audaz, razonable y un poco
conservador. Esta gran paciencia es la que ayudará a que la relación perdure, si
Aries ejercita la tolerancia y prudencia conseguirán una buena vida.

Acuario: Estos seres fueron creados el uno para el otro. La armonía entre ellos
es inmensa. Se divierten, comparten placeres mundanos, su comunicación es
excelente. Son amigos, compinches y amantes fieles. Mantienen una relación
fresca y llena de vida. Comparten muchas experiencias y los momentos buenos o
malos son aprovechados al máximo para el sano desarrollo de la pareja.
Particularmente Aries suele tener altibajos en su carácter, a veces es alegre y
otras parece deprimido. La sexualidad es importante en una relación para él;
altamente ardiente, y no tolera el engaño. Es apasionado, creativo, enérgico;
vive el aquí y ahora. En tanto Acuario tiene una conducta inquebrantable y se
destaca por su originalidad. Es sereno, cordial y inmensamente amigo de sus
amigos y conocidos. Valora el afecto y la lealtad de su pareja. Es fiel al
compañero con el que comparte su vida y en el busca un amante y un amigo a la
vez. La pareja vive cada momento como si fuese el último, les despreocupa el
futuro.

Piscis: El casi solitario Piscis puede estimular los instintos autoritarios de
Aries. Piscis se somete al dominio de Aries ya que se halla abstraído en el
universo interior. Siempre espera que el otro tome la iniciativa, que actúe
primero, es romántico, fantasioso, místico, soñador, comprensivo y abnegado. Le
encanta el amor compasivo y la entrega incondicional, para el no existen
fronteras emocionales. La fortaleza y energía de Aries le suministra la
seguridad necesaria. Atiende y escucha a las necesidades del otro.
Afortunadamente Aries es de tomar la iniciativa, de actuar primero, le da el
impulso y fortaleza a Piscis. La pareja funcionará si Aries se entrega a Piscis
sinceramente. De lo contrario, aunque tarda en tomar medidas saludables, Piscis
se alejará sin contemplación.

La Profesora Naina
www.leotarot.com/profesional/naina-astrologa.html
Tel: +34.93.170.27.63

Copyright © 2017 ESTFSARL.com - todos los derechos reservados

Aviso legal y política de privacidad